EMMANUELE

"mas bienaventurado es dar que recibir"

2929 Graham Rd., Falls Church, VA 22042

DOMINGOS  5:00PM A 6:30PM  SERVICIO PASTORAL

Inf.571-239-9420

  • Facebook - Black Circle
  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon

Estamos Ayunando para 3 importantes propósitos:

1.- Consagrar mas nuestras vidas personales al Señor. Tener una relación intima y cercana con nuestro Señor.

2.- Presentar nuestras peticiones generales y sobre todas Familiares

3.- Congregacional. Pedir por nuestra Iglesia Emmanuele. Por los proyectos, planes, Pastores, Cada Familia, Finanzas dirección de su Santo Espíritu

 

La Biblia presenta el ayuno como algo que es bueno, beneficioso y esperado. El libro de Hechos registra el ayuno de creyentes antes de hacer decisiones importantes (Hechos 13:4; 14:23). El ayuno con frecuencia va ligado a la oración (Lucas 2:37; 5:33). Creemos casi siempre que el objetivo del ayuno es la falta de alimento. La Escritura no ordena que debemos exigida mente ayunar para encontrar el favor del Señor. No es algo que Dios requiera o demande. Pero el propósito del ayuno debe ser quitar tus ojos de las cosas de este mundo y concentrarte en Dios. El ayuno es una manera de demostrar a Dios, y a ti mismo, que tomas en serio tu relación con Él. El ayuno te ayuda a obtener una nueva perspectiva y una renovada confianza hacia Dios.

 

Aunque en la Escritura casi siempre el ayuno es la abstención de alimentos, existen otras maneras de ayunar. Cualquier cosa que puedas ceder temporalmente con el fin de concentrarte más en Dios, puede ser considerado como un ayuno (1 Corintios 7:1-5). El ayuno debe estar limitado a un tiempo determinado, especialmente cuando el ayuno es de comida. Los largos períodos de tiempo sin comer son dañinos para el cuerpo. Recomendamos que si usted tiene problemas de salud pregunte a un Dr. para indicarles que debe hacer. 

 

La intención del ayuno no es castigar al cuerpo, sino el enfocarse en Dios. El ayuno tampoco debe ser considerado como un “método de dieta”. No ayunes para perder peso, sino para ganar una relación más profunda con Dios. Sí, todos pueden ayunar. Algunos pudieran no estar en condiciones para el ayuno alimenticio (por ejemplo los diabéticos), pero todos pueden abstenerse temporalmente de algo para concentrarse en Dios.Al apartar nuestros ojos de las cosas de este mundo, podremos enfocarnos más en Cristo. El ayuno no es una forma de lograr que Dios haga lo que deseamos. El ayuno nos cambia a nosotros, no a Dios. El ayuno no es una manera de aparecer más espirituales que otros. El ayuno es para hacerse en un espíritu de humildad y una actitud gozosa. Mateo 6:16-18 declara, “Cuando ayunéis, no seáis austeros, como los hipócritas; porque ellos demudan sus rostros para mostrar a los hombres que ayunan; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. Pero tú, cuando ayunes, unge tu cabeza y lava tu rostro, para no mostrar a los hombres que ayunas, sino a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.”

 

Hay un modelo bíblico sobre el ayuno. Es basado en el ayuno de Daniel

 

El Ayuno de Daniel es un ayuno parcial basada en la Biblia. Es un método de ayuno que los hombres, mujeres y jóvenes alrededor del mundo están utilizando al practicar la disciplina espiritual del ayuno y la oración.

Hay dos escrituras de fundamentales para el Ayuno de Daniel. En Daniel 1, el profeta sólo comía verduras (que incluye las frutas) y sólo bebía agua.

(Daniel 1:12 NVI) “…Danos de comer sólo verduras, y de beber sólo agua.”

Así que de estas escrituras se obtienen dos guías para el ayuno:

1. Sólo las frutas y vegetales

2. Sólo el agua de bebida

Luego, en Daniel 10 leemos que el Profeta no comía carne ni pan o alimentos finos y dejo de beber vino durante 21 días.

(Daniel 10:2-3 NVI) “…yo, Daniel, pasé tres semanas como si estuviera de luto. En todo ese tiempo no comí nada especial, ni probé carne ni vino…”

Así que desde esta escritura, tenemos una tercera guía:

3. No edulcorantes o pan.

Otra guía importante se deriva de los principios judíos sobre el ayuno, que no se utiliza la levadura durante el ayuno. Por eso es que la levadura, polvo de hornear y similares no están permitidos en el Ayuno de Daniel.

Por último, llegamos a la conclusión de que ningún alimento artificial o procesado, ni ninguna de las sustancias químicas se permiten en el Ayuno de Daniel.

Asegúrese de leer los ingredientes en las etiquetas de los alimentos preparados para asegurarse de que sólo incluyen los ingredientes del Ayuno de Daniel.

 

Recuerden que el ayuno es absternerse de lo que me alimenta. No necesariamente alimenticios. Puede ser entretenimientos, hábitos, actitudes. Y para hacer estos cambios la oración, la meditación en la palabra e ir dejando poco a poco las cosas para consagrarnos mas es edificante.

 

También te recuerdo orar por las 3 peticiones principales; Tu vida personal, Tu Familia, y Nuestra Iglesia.

 

Cada día por estos 21 días hay un énfasis principal de meditación y lectura bíblica que estamos poniendo en nuestras redes para que puedas tener el mismo sentir de todos.

 

Que este Tiempo sea de gran bendición para tu vida espiritual y personal. Dios te santifique cada día mas y desees mas de su presencia es nuestro deseo.

 

Pastores David & María Fernanda